Home » Sin categoría

Sin Inteligencia Económica un país está condenado al fracaso.

Enviado por en 27/09/2013 – 13:23

.

El pasado miércoles actué como moderador en una mesa redonda que organizamos en la sede de los Ingenieros Industriales de Cataluña con el título: “La Vigilancia Tecnológica i la Inteligencia Competitiva, ¿qué aportan realmente?

??????????????????

Empezaron el tema Pere Escorsa (Presidente) y Enric Escorsa (Consejero Delegado) de la empresa Iale Tecnología que expusieron un modelo para el desarrollo de la Vigilancia Tecnológica, para a continuación exponer como diversos programas de software elaboran y muestran la información de diferente forma para facilitar la tarea de la Vigilancia Tecnológica.

De su exposición destaco:

  • La Vigilancia Tecnológica en una empresa puede plantearse bajo dos vertientes un primer nivel que consiste en la definición y recepción periódica de un Boletín Tecnológico adaptado a las necesidades del cliente y un segundo nivel avanzado que se basa en el desarrollo de un Cuadro de Mando que permite monitorizar los temas relevantes para la empresa.
  • Los software de análisis de patentes dan interesante visiones sobre el conocimiento que incorporan las patentes como ubicar geográficamente las patentes con una valoración cuantitativa de la magnitud en esa zona, o bien observar la evolución de los conceptos clave de las patentes a lo largo del tiempo, o quiénes son los competidores mundiales en los sectores tecnológicos en los que operamos.
  • La Vigilancia Tecnológica es una herramienta que también ayuda en la toma de decisiones estratégicas como es la adquisición (o no) de una empresa competidora o complementaria del negocio.

A continuación habló Marta Barba, Patent Information Manager, de la empresa Fractus, que explicó como su empresa había desarrollado un sistema de gestión del conocimiento y de Protección de la Propiedad Industrial que es crítico para la protección del core business de su empresa que son sus patentes. Siendo una empresa de 18 personas con 130 patentes concedidas y 40 en tramitación, con clientes en todo el mundo.

De su exposición destaco:

  • La Inteligencia Competitiva es un proceso para obtener información externa y hacerla llegar a las personas adecuadas. El proceso tiene tres fases Adquirir, Analizar y Diseminar.
  • Un sistema de protección de la propiedad industrial requiere informarse, formarse y mantener una red de colaboradores para todas las fases del proceso desde la solicitud hasta la reclamación via judicial.
  • Se desarrolló un plan para analizar la infracción de sus patentes y uno de los elementos principales fue desarrollar tanto una metodología como los equipos necesarios para analizar productos y determinar si infringen sus patentes.
  • Se recopila información de todos los productos susceptibles de usar su tecnología incluyendo temas como fecha de lanzamiento, tecnologías que usan, fecha de descatalogación, ventas anuales. Ello ha supuesto desarrollar un Device Tracker que monitoriza todos los productos susceptibles y un Company Sales Tracker de las ventas de esos productos.
  • También se ha desarrollado un Press Cliping Semanal con información, que afecta a todos los departamentos, segmentada por conceptos.
  • Los ingenieros de I+D+I han de verificar si lo que están haciendo es innovador o no, y para ello es fundamental hacer una búsqueda en las Bases de Datos de Patentes y en las de Abstracts de artículos de los temas en que están trabajando.

A continuación Ramon Maspons, Chief Innovation Officer (CINO), de la Agència d’Avaluació i Qualitat Sanitària de Catalunya (AQuAS). Su exposición se basaba en dar respuesta a la pregunta de si las Administraciones Públicas deberían incorporar la Vigilancia Tecnológica y la Inteligencia Competitiva como herramientas para la toma de decisiones.

De su exposición destaco:

  • Las Administraciones Públicas (AA.PP.) deben plantearse quienes son sus clientes. En su caso el cliente puede ser un paciente, un ciudadano o un profesional del sector, cada uno de ellos con unas necesidades y unas expectativas.

Una serie de preguntas interesante porque suponen un cambio en  la forma de plantear las AA.PP.

  • ¿Tienen competidores las AA.PP?

La respuesta es sí; las AA.PP. compiten entre ellas para conseguir recursos financieros en los mercados de deuda, compiten en el marco de las normativas para conseguir inversiones de carácter industrial o de negocios.

  • ¿Miden las AA.PP. su nivel de excelencia?
  • ¿Qué es una Administración excelente? ¿La que facilita la vida del ciudadano y las empresas? ¿La que no existe?
  • Sus procesos: ¿han de ser a coste cero? ¿a precio público? ¿pagados con tasas? ¿pagados con impuestos?
  • Hay que establecer una metodología y una filosofía de Inteligencia Económica en las AA.PP.

Esta Inteligencia Económica se basa en una terna de marcos de actuación el de la Vigilancia, el de la Protección y el de la Influencia.

  • Un ejemplo. Si el mercado de las Tierras Raras está casi monopolizado por China, si sabemos que los usos principales es en los dispositivos de telefonía móvil, si observamos que en los Comités Normativos la presencia de profesionales de Asia está desplazando a lo europeo, si el mercado chino en telefonía se prevé un crecimiento exponencial Entonces: ¿Deberían preocuparse los responsables de la sede en Barcelona del Mobile World Congress? ¿Qué estrategias de futuro deberían plantearse?
  • Para escoger al Máximo Responsable de un Centro Público Avanzado de I+D es necesario hacer un ejercicio de Inteligencia Económica.
  • Hay que repensar el modelo de clúster clásico basado en la “Especialización Inteligente” para pasar a “Ser inteligentes en la especialización”.
  • El Concepto de Compra Pública Innovadora requiere un importante cambio en la concepción de las licitaciones públicas ya que debe cambiar desde el clásico basado en precio y disponibilidad a otro basado en expectativas y deseos que ayuden a desarrollar el entorno.

Habrá que comprar teniendo en cuenta las tendencias y con un alto nivel de incertidumbre. Y esto es difícil de llevarlo a la práctica en una administración basada en procedimientos, reglamentos, directrices.

  • Las Administraciones Públicas han perdido la Inteligencia de Mercado y la Inteligencia Tecnológica que son estratégicas si se quiere hacer realmente una Compra Pública Innovadora.
  • La colaboración Público-Privada requiere que la Administración tenga profesionales capacitados para comprender de forma sistémica las implicaciones, las necesidades, el entorno, las tendencias y las tecnologías.

La respuesta a la pregunta inicial es: “Si, la Administración debe desarrollar actividades de Inteligencia Económica”

Finalmente Teresa Abella, directora del Infocentre, expuso la visión que tenía de la situación como unidad proveedora de servicios de información dirigido a pymes y profesionales.

De su exposición destaco:

  • Las pequeñas empresas históricamente han mostrado poco interés por la vigilancia tecnológica y algo en la normativa.
  • Muchas empresas no hacen seguimiento de las Directivas y Reglamentos europeos.
  • El caso del reglamento REACH, antes de su entrada en vigor, le mostró una preocupante y sorprendente poca capacidad de visión a medio y largo plazo en las empresas afectadas. Se planifica poco.
  • Durante los últimos años la crisis ha afectado especialmente a las personas dentro de las organizaciones encargadas de recibir, seguir, gestionar y difundir los boletines de normativa. Ello supone una descapitalización de la inteligencia de información en las empresas.
  • Se deberán hacer esfuerzos cada vez mayores de concienciación porque el “gap” en este tema va creciendo.
  • Las empresas deben creer que es una inversión y no un gasto.
  • No hay seguimiento de las propuestas de Directivas y por tanto no se influye para que la redacción de esa legislación sea lo más beneficiosa o menos perjudicial posible.

La sesión finalizó con un interesante debate con el público asistente.

Como conclusión podríamos decir que un país necesita que sus Administraciones Públicas desarrollen un Sistema de Inteligencia Económica que permite a sus empresas competir adecuadamente en los mercados globales y a sus ciudadanos tener una Administración con visión a medio y largo plazo.

Conseguirlo o no, supone la diferencia entre ser un país ilusionado o ser un país desesperado.

 

Si quieres saber más del tema el video de la sesión completa se encuentra aquí.

 

Si te ha gustado este post, por favor compártelo. 

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies