MODELO

¿QUE MODELO DE INNOVACIÓN UTILIZA UN INNOGENIERO?

INTELIGENCIA

¿QUE HACE UN INNOGENIERO EN LA PRACTICA?

INNOGENIERIA

¿NECESITA UN INNOGENIERO PARA AYUDAR A SU EMPRESA?

FORMACION

EN ESTRATEGIA Y GESTIÓN DE SOLUCIONES

INNOHUNTING

A LA CAZA DE LA INNOVACION.

Competencias y Habilidades, Ingeniero de Innovación, INNOGENIERIA, Innovación Sistemática »

La importancia de entender el primer principio de la Innovación Sistemática.

17/01/2017 – 15:30

Cuando queremos usar la Innovación Sistemática el principio fundamental con el que deberíamos empezar es el de la Idealidad.

¿Y qué es la Idealidad?

Se define Idealidad como la formulación de la relación entre los Beneficios que se producen por parte de un sistema y los Costes necesarios para producir esos Beneficios a los que hay que añadir los Daños o Perjuicios que se producen al producir esos Beneficios. En este contexto un sistema puede ser un producto, un servicio, un proceso, un modelo de negocio,…; es decir, aquello sobre lo que queremos innovar. Lo podemos exponer con la siguiente fórmula:

idealidad

Con esta fórmula de una extraordinaria sencillez pero de un considerable potencial podemos iniciar el proceso de innovación de cualquier sistema que deseemos.

¿Qué es lo que nos plantea esta fórmula?

La fórmula nos plantea que cualquier innovación debe incrementar la Idealidad de un sistema. Y para ello podemos actuar de tres formas: 1) aumentando los Beneficios, 2) disminuyendo los Costes o 3) disminuyendo los Daños. Dónde también se incluye la combinación de estas tres formas.

Si consideramos esta relación desde la perspectiva del sistema podemos visualizarla de la siguiente forma:

IDEALIDAD - SISTEMA - TRIZ

Bajo esta perspectiva hemos de considerar que los Costes son las entradas del sistema, es decir, que todo lo que necesitamos para que el sistema genere los Beneficios esperados tiene un coste. Mientras que como salidas del sistema tenemos dos: 1) los Beneficios, que son las salidas útiles del sistema y 2) los Daños, que son el resto de salidas que no son útiles.

Es importante indicar que bajo la consideración de “Daños” deberíamos considerar también todas aquellas salidas que no aportan nada pero que se producen. Por ejemplo en una bombilla incandescente una de las salidas es que “se genera calor”, que si bien no es estrictamente un “daño” sí que es un efecto que podemos considerar que en principio no es un beneficio ya que no aporta valor. Curiosamente con “se genera calor” es un efecto que dependiendo de la estación del año podríamos considerar que puede ser un beneficio o un perjuicio; en invierno el hecho de tener una bombilla que genere calor puede aumentar la sensación de confort en aquellos que están al lado, en cambio en verano tener una bombilla que genere calor produce la sensación contraria.

Vemos pues que el concepto de Idealidad lo que supone es que debemos de plantearnos cómo podemos reducir las entradas del sistema, cómo podemos aumentar las salidas útiles del sistema o cómo reducir las salidas “no útiles” del sistema. Actuando en cualquiera de ellas aumentamos la Idealidad con lo que estaremos innovando.

Habitualmente las líneas de actuación en innovación es en primera instancia aumentar los Beneficios, en segundo lugar se actúa para disminuir los Costes y en último lugar se incide en los Daños. Pero esto a menudo se debe porque no se ha descrito el Sistema en su completitud. Por eso yo recomiendo que cuando se quiere innovar se procure describir todas las entradas y salidas de un sistema para a continuación cuestionarse cada una de ellas.

¿Existen otras formulaciones para innovar?

La formulación de la Idealidad tiene una cierta similitud con la formulación del Valor que se realiza en la metodología denominada “Análisis del Valor” que también se ha utilizado, y con éxito, para innovar. En su caso se define Valor como relación entre la contribución de las Funciones de un Sistema a la satisfacción de las Necesidades de los clientes y los Costes necesarios para obtener esas Funciones.

Lo que se visualiza en la fórmula:

valor

En este caso incrementar el valor de un producto, servicio o proceso se consigue: o bien por la reducción de Costes, o bien por el incremento de Funciones.

Aunque ambas formulaciones sean similares considero que para la Innovación la que expone la Idealidad permite un mayor abanico de opciones que la del Valor, aunque esta última se podría reformular para considerar en el numerador que las Funciones podrían expresarse como la diferencia entre las Funciones Útiles y las Funciones Dañinas que producen.

Lo que es importante es interiorizar lo que supone concebir el desarrollo de una innovación en base a la comprensión de lo que expresa una formulación como la que he explicado.

Y de momento no será patentado.

11/01/2017 – 8:00
not-patented

La frase que encabeza este post es la que cierra un artículo en el que se habla del desarrollo de un nuevo aislante industrial por parte de investigadores de la UPC. El artículo fue publicado en la edición impresa del diario La Vanguardia del pasado domingo aunque la noticia ya se publicó en la edición digital local de Terrassa-Vallés del pasado mes de diciembre.
En la …

¿Cuál es el principal objetivo de la innovación?

09/01/2017 – 14:00
cyber-glasses-1938449__480

Antes de empezar a innovar hemos de tener claro cuál es su principal objetivo. Sobre esta cuestión podemos encontrar en la numerosa literatura, publicaciones, artículos y post en la red una diversidad de objetivos entre los que están:

Incrementar los beneficios de la empresa generados por los nuevos productos.
Reducir los costes de los productos.
Aumentar el número de trabajadores en los proyectos de innovación.
Generar patentes.
Aumentar el valor …

Las patentes: la asignatura pendiente de la innovación en España

18/11/2016 – 14:00
patent-pending

Leyendo a Iñigo Irizar en su blog “Handitu” me entero de las declaraciones de la ex-ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia sobre las patentes en el diario expansión en las que expone: “De todos modos, indicadores como el número de patentes ya no representan la capacidad innovadora, siquiera, del sector tecnológico, ya que muchas empresas optan por el secretismo”.
Esta respuesta suena excusa para no …

¿Por qué he de innovar si en mi empresa no hay cultura de innovación?

26/10/2016 – 14:00
bridge_crossing

Cuando escucho una frase del tipo: “¿Por qué he de innovar si en mi empresa no hay cultura de innovación?” en primera instancia me provoca un sentimiento de preocupación por la poca visión de futuro que podaría haber por parte de los dirigentes de esa empresa.
Pero luego aflora el convencimiento que al expresarse de esta forma lo que esa persona está haciendo es justificar su …

¿Quién mató al kaizen español?

18/10/2016 – 11:59
twienphillips

Las semillas del “árbol del kaizen” llegaron a España a principios de los años 60 del siglo pasado, pero lamentablemente no arraigaron como sí ocurrió en Japón. El tema del kaizen lo trató hace unas semanas Xavier Ferrás en un artículo aquí en sintetia, en el que exponía su visión sobre el desarrollo de dicho concepto en Japón. De su interesante artículo discrepo cuando expone …

Una visión de gestión empresarial para enfrentarse a entornos VUCA

07/10/2016 – 12:30
fullsenginyers-octubre2016

En los últimos tiempos el nuevo paradigma empresarial es lo que se conoce como “entornos VUCA” que corresponde al acrónimo en inglés de “Volatilidad, Incertidumbre, Complejidad y Ambigüedad“. Mientras que para muchos estos elementos se ven con preocupación, en cambio para la ingeniería lo que se ve es un mundo de oportunidades porque una de las ocupaciones de la ingeniería se resolver problemas que incluyen …

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR